LA TEXTURA

LA TEXTURA

LA TEXTURA

La percepción de la composición.
Cuando observamos un cuadro podemos percibir su composi­ciòn. En el nivel anterior se trató la composici6n triangular, la composición por medio de la luz y el color, la composición con líneas y formas geométricas. 

 La percepción de las texturas.
La textura de una superficie es percibida por los sentidos del tacto y de la vista.

Textura táctil.
Es aquella que, debido a que presenta cierto relieve, se percibe mejor por el tacto. Por ejemplo, con ver un papel de lija percibimos que es rugoso y espero,  sin embargo, so1o pa­sando el dedo por su superficie cono­cemos como es de rugoso y  áspero. Son texturas táctiles la rugosidad de la madera sin pulir, las pinceladas carga­das de materia en un cuadro, etc….

 Textura visual.
Es aquella que percibi­mos en superficies total mente lisas y se aprecia por la vista. Son texturas vi­suales la disposición de las vetas en el mármol pulido, los grafismos utiliza­dos en un dibujo, etc.…

 Expresividad de las texturas.
No todas las texturas producen las mismas sensaciones en quien las contempla. Según su expresividad, podemos clasificarlas en suaves o rugosas, opacas o transparentes, duras o blandas, ma­tes o brillantes, ligeras o pesadas, compactas o porosas, vigoro­sas o débiles, enérgicas o delicadas…

Criterios de selección de texturas.
Tanto las texturas naturales como las artificiales pueden ser ma­nipuladas para modificar su aspecto a para crear nuevas. Los criterios de selección de texturas suelen ser los siguientes:

 EI funcional.
Es la adecuación de la calidad de la textura al uso que se va hacer del objeto. Por ejemplo, a una cuchara se le da una textura lisa y dura en función de su uso.

 EI estético.
Obedece al deseo de agradar al usuario o espectador.

 EI expresivo.
Se selecciona una determinada textura con el objeto de transmitir una idea o de susci­tar una reacción. Por ejemplo, se puede pulir el mármol de una escultura para comunicar la sensación de delicadeza o se puede dejar sin pulir para comunicar la sensación de vigor o de naturalidad.
Crear nuevas texturas es una tarea divertida y   gratifi­cante que nos vincula con el mundo de los materiales y de las técnicas plásticas.

Texturas visuales

El frottage.
Consiste en seleccionar superficies mas 0 menos rugosas para reproducir su relieve en un papel. Se debe proceder así: una vez esco­gido el relieve que mas agrada, se coloca el papel sobre el relieve y se raya ayudándose de lápices de grafito de colores, de ceras …

EI salpicado.
Este procedimiento consiste en verter pintura so­bre el soporte salpicando y  goteando. Un meto­do consiste en impregnar de pintura un cepillo y sacudir sus cerdas con el dedo salpicando todo el soporte. Otra forma de obtener esta textura consiste en utilizar rotuladores de colores: se vierte alcohol en su interior y se sopla para que caigan gotas de tinta diluida sobre el papel.

EI estampado.
Es una línea del diseño en la que el motivo gráfico se repite sobre la superficie de papel produciendo bellos efectos plásticos. Este procedimiento se basa en impregnar de pin­tura una superficie salida como un dedo, un cor­cho, una esponja… para después estamparlo so­bre el soporte y dejar las marcas.

La pintura flotante.
Este procedimiento consiste en derramar pintura de aceite sobre un recipiente lleno de agua. Se re­mueve la pintura, para mezclar los colores. Se po­sa una hoja de papel sobre la capa de pintura que flota en el agua y por último se levanta.

 Texturas táctiles

 La técnica mixta. 
 Consiste en mezclar las pintu­ras con materiales naturales y artificiales de as­pecto granuloso, como arena, serrin, tierra, azu­car, etc.

Las ceras fundidas
Para elaborar esta textura se necesita disponer de virutas de ceras duras de varios colores, unas hojas de papel y un paño. Se colocan las ce­ras sobre el papel y encima se coloca el paño, después se planchan con la plancha tibia. cuan­do se note que la cera se ha fundido, se separa el papel del paño.

Los materiales con relieve
El usa de materiales con relieve como cartón, papeles arrugados, telas arrugadas, encajes, telas metálicas, sogas, sacos, hojas secas o cual­quier otro objeto… como soporte permite obte­ner texturas tridimensionales.

EI collage
Consiste en pegar objetos o materia­les con relieve, como por ejemplo, poliespan, corcho, tela, hojas, palillos,… sobre papel, que posteriormente se pueden pintar para unificar las texturas y para producir el efecto deseado.  

 En el proceso de realización de un collage se siguen normalmente estos pasos:                                

 1)    se estructura la composición, tanto si es figurativa como si es abstracta, mediante el trazado de las líneas organizadas del espacio.

2)     Se recortan materiales gráficos diversos (fotografías, anuncios, textos…) de acuerdo con aquello que se quiere expresar: plano principal, la sensación de cercanía o profundidad, las cualidades de los objetos, etc.

3)     Se pegan los recortes conforme a las líneas organizadas de la composición.

 El estarcido Como se hace:

 1)     Se delimita a línea los planos cuya superficie se va a colorear mediante el estarcido.

2)     Se recorta una plantilla para cada uno de los colores que se vayan a emplear.

3)     Se coloca la primera plantilla sobre el papel de forma que el hueco recortado coincida con el plano que se va a colorear.

4)     Se pulveriza la tinta sobre la plantilla mediante una de estos procedimientos: soplando la tinta con un pulverizador, frotando un cepillo entintado o pasando un pincel sobre una tela metálica.

5)     Se realiza la misma operación con cada una de las plantillas restantes.

¡Compártelo y dame tu puntuación!
9 votos. Media: 3.3 de 5

Show Your Reaction

  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Share with your timeline

Previous Post
EL COLOR
Next Post
EL GRABADO

0 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.