Gaspar Sanz

Gaspar Sanz

Gaspar Sanz

Este músico y sacerdote nació en la villa de Calanda (Teruel) el día 4 de Abril de 1640 y se cree que murió en Madrid el año 1710. Fue el más grande teórico español de la guitarra  del siglo XVII. Esta afirmación está avalada por Robert Strizich (gran especialista) quien sostiene que no solamente es el mejor de los tratadistas españoles sino el más completo de todos los de su tiempo.

Profesor de guitarra del segundo Don Juan de Austria a él que dedico su celebérrima «Instrucción de música sobre la guitarra española».  Su título original era el siguiente:

» Instrucción de Música sobre la guitarra española y Método de sus primeros   rudimentos, hasta tañerla con destreza, con dos laberintos ingeniosos, variedad de sones y dances de rasgueado y punteado, al estilo español, italiano, francés y inglés, con un breve tratado para acompañar con perfección sobre la parte muy esencial para la guitarra, arpa y órgano, resumido en doce reglas y exemplos los mas principales de contrapunto y composición, dedicado al Serenissimo Señor , el Señor Iván, compuesto por el Licenciado Gaspar Sanz, aragonés, natural de la Villa de Calanda, Bachiller en Teología por la Insigne Vniversidad de Salamanca.

La obra de éste aragonés domina por el número de ediciones y la calidad de su música no solamente el panorama español de la guitarra barroca sino que su influencia se extiende por todo el siglo XVIII, donde tratados y ediciones lo siguen nombrando y tomando como modelo, testigos por tanto de una tradición ininterrumpida de su música.
Existen varias ediciones facsímiles , entre las que debemos nombrar la de Minkoff (Ginebra 1976) y la de Zaragoza (1979).Esta edición facsímil reproduce el ejemplar de la tercera edición conservado en el Ayuntamiento de Calanda. Es particularmente recomendable por la importante introducción (prólogo y notas) de Luis Garcia-Arrines, que aclara numerosas dudas e incertidumbres que hasta ahora existían sobre la obra de Gaspar Sanz. Según los datos aducidos por García-Arrines, de la obra de Sanz se hicieron en el siglo XVIII ocho ediciones: la primera en 1674 y la octava en 1697, aunque siga conservando la fecha de 1674 ya los tres de que consta la obra completa. Posiblemente hayan sido más las ediciones , sobre todo a partir de la  1697 pues Sanz solía repetir un mismo año para sucesivas ediciones, ya que la obra se hizo inmediatamente muy popular. Pero por el prólogo de la tercera edición de 1647 (que es la que publica la citada reedición de Zaragoza de 1979), sabemos que la obra que conservamos es completa, pues él allí, al exponer el plan completo de la misma, habla de que constaría de tres libros. Tanto el libro segundo como sobre todo el tercero contienen composiciones de mayor dificultad y belleza que el primero.
A lo largo del siglo XIX la música de Gaspar Sanz pasa a convertirse en rareza bibliográfica, guardada en numerosas bibliotecas y archivos. Las numerosas ediciones hacen posible que la erudición recuerde su nombre ypasada gloria: la primera edición de la Biblioteca de autores aragoneses de Felix Latassa , el monumental Handbuch der Notationskunde del musicólogo alemán Johannes Wolf, Rieman en su diccionario etc.

En el año 1920 comienzan a aparecer en Paris una serie de transcripciones de piezas de Sanz por el guitarrista y musicólogo catalán Emilio Pujol .
Ediciones, arreglos y adaptaciones se suceden demostrando en cierta manera de discrepancia entre el interés por la música de Sanz y las posibilidades concretas de realización práctica de la propuesta estética de Sanz: se desconoce el instrumento original, puesto que la guitarra española ya no es la del pasado y el movimiento historicista de la música antigua – es decir, el de la «recuperación » sonora del pasado con sus instrumentos y prácticas originales- está dando sus primeros pasos. Es en esta perspectiva nueva en la que nacerá la misma denominación, desconocida naturalmente para la época de guitarra barroca. En el caso de una música idiomática, tan propia del instrumento concreto para el que fue concebida, escrita además en una tablatura instrumental propia, el problema de las adaptaciones y distorsiones se planteó así desde el principio.
En el mundo de la guitarra de concierto Sanz forma parte del repertorio estándar de todo concertista, aunque su obra se reduce a un número pequeño de sus piezas, populares entre el público pero también rutinarias. Casi siempre se agrupan las piezas elegidas en forma de pequeña suite o colección de danzas: Regino Sáinz de la Maza, difusor entusiasta de la obra del aragonés, publicaría así sus Danzas cervantinas, transcripción de cuatro piezas de la «Instrucción» para la moderna guitarra de seis cuerdas y Narciso Yepes agruparía sus transcripciones en la forma de la conocida Suite Española.
Paradójicamente, la renovada fama de Sanz en todo el mundo no se ha visto acompañada de un movimiento comparable en el estudio y revisión de su obra. Cabe señalar el trabajo realizado por el músico Jorge Fresno, con una hermosa grabación, pionera en el campo, de piezas de Sanz con el instrumento y la afinación originales.
Hace algunos años se publicó también una integral discográfica de la » Instrucción » por el guitarrista Ernesto Bitetti. Por último el encuentro musical de Manuel de Falla con el mundo de Gaspar Sanz, que éste conoció por las transcripciones del maestro Pedrell y de las transcripciones que acompañaron una conferencia del musicólogo Cecilio Roda en 1905, en un ciclo de conferencias organizado por el Ateneo de Madrid en conmemoración del III centenario de la edición del Quijote. Esto explicaría la presencia de citas y giros de la «Instrucción» en la obra de Falla «El retablo de Maese Pedro» de Cervantes (1923) a través de la cual revive de nuevo la obra universal de este compositor y guitarrista aragonés.

¡Compártelo y dame tu puntuación!
0 votos. Media: 0 de 5

Show Your Reaction

  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Share with your timeline

Previous Post
Francisco Tárrega
Next Post
John Dowland

0 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.